22 de agosto de 2010

El baúl: La vuelta al mundo de Willy Fog

Hoy recupero una serie de dibujos animados inolvidable para muchos de nosotros: La vuelta al mundo de Willy Fog. ¿Quién no recuerda las aventuras de este aristocrático león viajando alrededor del globo? ¿O a sus inseparables compañeros Rigodón y Tico? Creo que, por la repercusión que tuvo y la calidad de la historia, estos son probablemente unos de los dibujos más representativos de principios de los 80.

La serie está basada en el libro de Julio Verne La vuelta al mundo en ochenta días. Fue una coproducción de la compañía española de animación BRB Internacional -fundada por Claudio Biern Boyd- con TV Asahi y Nippon Animation en asociación con Televisión Española. Comenzó a emitirse en 1983, convirtiéndose en un éxito rotundo.

Claudio Biern Boyd, que no sólo se encargó de la coproducción sino también del guión, es además creador de otras series míticas como David El Gnomo, Dartacán y los Tres Mosqueperros o La llamada de los gnomos. Asimismo, representaba los derechos de productoras como Warner Bros. y Hannah-Barbera y series como La pantera rosa, Los Teleñecos, Tom & Jerry, La abeja Maya, Vickie el vikingo o Marco. ¡Cuántas horas de entretenimiento le debemos los niños de los 80!

El protagonista de la serie es un elegante caballero inglés, el león Willy Fog, adaptado del Phileas Fogg original. La historia comienza cuando el señor Fog decide apostar la mitad de su fortuna contra los socios del Reform Club de Londres y el director del banco de Inglaterra a que es capaz de dar la vuelta al mundo en tan solo 80 días. Le acompañarán en sus aventuras el bonachón Rigodón -su mayordomo francés- y el antiguo compañero de este en el circo, el simpático ratón español Tico.



Para ponérselo difícil el director del banco contrata a Transfer, un malvado lobo con una espectacular capacidad para disfrazarse e intentar desbaratar los planes de Willy Fog. Este villano incansable es reconocible por tener un ojo que brilla. Otros personajes que intentan detenerle son los policías de Scotland Yard Dix y Bully, que confunden a Willy Fog con un ladrón de bancos y lo persiguen por todo el mundo. El contrapunto femenino lo aporta la pantera Romy, una princesa india rescatada por los protagonistas en una violenta escena en la que iba a ser quemada viva.

Si la obra original en la que estaba basada era genial y la adaptación magistral, la banda sonora no podía ser menos por lo que las composiciones musicales corrieron a cargo de Guido y Maurizio de Angelis y fueron cantadas por uno de los mejores grupos españoles de todos los tiempos: Mocedades. La agrupación vasca, que estaba en la cima de su carrera, nos regaló interpretaciones inolvidables como América, América o Sílbame.

Más de una década después apareció una secuela de la serie, Willy Fog 2, que agrupaba otras dos novelas de Julio Verne: 20.000 leguas de viaje submarino y Viaje al centro de la Tierra. Tuvo un éxito mucho menor, probablemente por su calidad inferior y los cambios de gusto del público infantil.

Aún hoy recuerdo con cariño cómo vivimos mi hermana y yo el increíble final cuando el grupo formado por Willy Fog, Rigodón, Tico y la princesa Romy comienza a quemar los muebles, puertas y maderas del barco que los lleva de vuelta a Londres porque se quedan sin combustible y necesitan ganar velocidad para completar la hazaña dentro del periodo previsto. Y cuántas veces cantamos aquello de "Si te encuentras en peligro, sílbame... tú sílbame, y ya voy". Una serie irrepetible, ¿verdad?

domingo, agosto 22, 2010

11 comentarios:

Dios qué recuerdos, son uno de los mejores dibujos que han existido.

Serie mítica donde las haya. Había olvidado que habían hecho una segunda parte, que, como dices, no tenía nada que ver. Mi favorito era Rigodón y Willy Fog, aunque suene raro en un niño de EGB entonces, me parecía creído y prepotente. La pareja Tico-Rigodón y los malos eran más carismáticos que él.

José, un saludo de un medio extremeño desde Hospitalet,

¡Grandísima entrada! Como ya te comenté, podría tratarse de mi serie de dibujos animados preferida. Me emociona leer cosas como los recuerdos o sensaciones que os causaron a ti José y a tu hermana algunos pasajes de la obra.

Yo recuerdo como una experiencia épica el rescate de la princesa Romy de la pira funeraria (qué fuerte para los niños que lo veíamos!), que a día de hoy aún me emocionar verlo. Además en aquellos capítulos por La India, la figura del Brigadier Corn (la cual no sé por qué me recordaba a Sean Connery), le daba mucho empaque a la trama.

Por otro lado, me resultó algo extraño cuando Transfer se dejaba inconsciente a Dix y le suplantaba la identidad en ¿Calcuta o Bombay? No recuerdo el sitio, pero sí que me acuerdo de que engañó a Tico y Rigodón, los cuales quedaron secuestrados en un barco como esclavos.

Lo único que no me gustó fue que degradaran a los pobres mandados de Dix y Bully a simples agentes al final de la serie; deberían haber metido a barrer las calles al jefe de la policía, que fue el que dió la orden a estos 2 pobres infelices de que se dieran la vuelta al mundo pasando mil penurias (y siempre llegando tarde... que angustia me causaban las carreras de Bully) siguiendo órdenes. Quizás fueran mis personajes favoritos.

¿Y la canción del final, con ese "Sílbame" y esas escenas de interacción con los relojes tan divertidas de los personajes? Otro recuerdo maravilloso.

Como explicaste en Luz De Gas, esto es un "Greatest hit" de toda la vida ;).

Excelente entrada. Un fuerte abrazo José. ¡Nos leemos!

¡Por cierto! Quizás sea una obviedad para la sección "Vintage", pero estaría bien una entrada sobre "Verano Azul". Además la época es que ni pintada XD.

Es que el otro día estuve viendo algún capítulo on-line (en concreto aquel tan oscuro y con tanta lluvia sobre el que antaño fuera el gran mago Massip, titulado "La Última Función") y algunos fragmentos sueltos como el final de la serie etc. y se me puso el pelo de punta.

¡Un abrazo!

Que maravilloso blog tienes! Gracias por pasarte por el mío y darme la oportunidad de descubrirte.
Que gran serie recuerdas en este post. Yo la recuerdo con mucho cariño.
Saludos!

Estupenda serie. Además tu estas requetedocumentado. Voy a intentar conseguirla para mi nene. Thanks.

Me encantaban estos dibujos animados. Tico era el mejor :)

Y ese final en el que creían haber perdido la apuesta y después darse cuenta que es que era por el cambio de hora.... Jajaja ¡Genialísimo!

Un abrazo, Jose.

Hola.

Yo no di la vuelta al Mundo, pero marché para Portugal. Al regresar descubrí un comentario y decidí viajar a éste, el tuyo lugar.

Portugal me ha encantado, de verdad. En cuanto a Lisistrata... ya lo verás. En un par de días, no más, opinión en la mía bitácora. Adelanto que me defraudó en demasía.

Besicos

Hola José. Me encanta esta entrada, me hizo recordar mis tiempos cuando era niño. David el Gnomo y Willy Fog eran personajes entrañables para cualquier niño. Es una lástima que los dibujos de hoy día se hayan alejado de estas líneas y sean enfocados hacia otra temática mucho más moderna y, en ocasiones, totalmente falta de sentido. Te leo :D ¡¡Saludos!!

buenisimo post...que buenos tiempo...una gran motivación viajera sin lugar a dudas.

saludos

No era una de mis preferidas, igual porque empezaba a crecer. Además el acento del ratón no me gustaba nada.
Eso sí, las canciones eran míticas y pegadizas como ellas solas. Una excelente adaptación.
Un saludo

Publicar un comentario